ROMPESEDAS se crea en perfecta armonía entre unas instalaciones de vanguardia y un mar de viñedos centenarios. Una obra de arte en movimiento que cambia de tonalidad a lo largo del año. Cuenta con diversas salas a temperatura controlada: elaboración, barricas, dormitorio de botellas… además de contenedor frigorífico, mesa de selección, maquinaria de vendimia y depósitos de fermentación. Todo esto, para la producción anual de 100.000 botellas.